Calcio Vegetal

Formas alternativas para conseguir calcio y mantener tus huesos fuertes.

EXISTE LA CREENCIA DE QUE LAS ÚNICAS FUENTES DE CALCIO SON LOS LÁCTEOAS PERO ESTO NO ES ASÍ YA QUE EXISTEN FUENTES VEGETALES.

 

 

 

El calcio es un componente importante para mantener sanos los huesos. Los científicos saben ahora que los nutrientes al igual que la vitamina D, magnesio, potasio y la proteína osteocalcina, también juegan un papel en la prevención de la baja densidad ósea y la osteoporosis a medida que envejecemos. Alimentos no lácteos como las almendras, aceite de oliva, las espinacas, los plátanos y las lentejas ayudan a promover la salud ósea porque son altos en uno o más de estos nutrientes y muchos también contienen calcio. Para una estrategia de salud ósea completa, trata de añadir más de los siguientes alimentos a tu dieta diaria: 1. Aceite de Oliva. Un estudio en 2012 en España encontró que una dieta mediterránea suplementada con aceite de oliva virgen extra fue bueno para aumentar la osteocalcina , una proteína en el cuerpo que se ha relacionado con una mayor densidad mineral ósea. 2. Almendras. Estos frutos secos son una fuente sorprendentemente buena de calcio, una porción de una onza contiene aproximadamente 80 miligramos de calcio, o casi una cuarta parte de la ingesta recomendada diaria de calcio (300-400 miligramos). Las almendras también son ricas en magnesio, otro mineral para tener huesos fuertes. 3. Alimentos ricos en potasio. El potasio puede neutralizar los ácidos que absorben el calcio del cuerpo. Para obtener más potasio, puedes comer unas patatas al horno, pasas, habas, espinaca y obviamente bananas. 4. Frijoles, arvejas y lentejas. Las legumbres son una buena fuente de ácido fólico o folato, una vitamina B que ayuda a reducir los niveles de homocisteína. “La homocisteína es una proteína inflamatoria que, si se eleva en la sangre, es un factor de riesgo de osteoporosis, así como enfermedades del corazón, enfermedad de Alzheimer y los accidentes cerebrovasculares”, según la médica naturópata Natasha Turner, autora de “Dieta de las hormonas”. Los alimentos ricos en vitamina B, ácido fólico y otros pueden ayudar a contrarrestar esta proteína inflamatoria. Para una dosis fuerte, abastecerse de lentejas (90% de su valor recomendado diario de folato en una porción), frijoles pintos (74%), garbanzos (71%), frijoles negros (64%), frijol blanco (64%). Las verduras crucíferas (brócoli, coles de Bruselas, coliflor) y el aguacate también son buenas fuentes de ácido fólico. 5. Verduras de hoja verde . Las verduras de hoja verde como la col rizada, acelgas, las espinacas y otras no sólo contienen una buena cantidad de calcio, también son ricos en osteocalcina, la proteína relacionada con un menor riesgo de fracturas óseas y la ayuda en la densidad ósea como mencionamos anteriormente. Los adultos deberían tratar de obtener de 90 a 120 microgramos de osteocalcina por día, y sólo una taza de col rizada o espinaca cruda podría resultarte para ello (la col rizada contiene 547 microgramos por taza!). Y también son ricos en ácido fólico, que puede disminuir los niveles de homocisteína.

Enviar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Visit Us On TwitterVisit Us On Facebook